Imagen de Rulo mientras charlaba con los asistentes a la audición en Sonido XXI. (FOTO: Rubén G. Herrera)

 

En agosto publicamos nuestras primeras impresiones tras la preescucha de Especies En Extinción, el segundo trabajo como solista de Raúl Gutiérrez, que verá luz este martes 25 de septiembre. Ahora reproducimos la charla mantenida con el cántabro aquel día.

 

Rulo y La Contrabanda han registrado su tercera entrega discográfica –contando con su álbum en vivo A Ras De Cielo. En Directo Desde Santander– en los estudios Sonido XXI de Esparza de Galar (Navarra), donde también grabaron Señales De Humo y donde el pasado verano recibieron a los medios de comunicación para escuchar en exclusiva los trece temas que componen este Especies En Extinción. Allí mantuvimos la siguiente conversación con el músico (ex La Fuga) oriundo de Reinosa.

 

Tu anterior disco se había gestado entre viajes, ante la necesidad de buscar algo de paz, de encontrarte a ti mismo, tras aquel accidentado divorcio con La Fuga. ¿Qué ha inspirado Especies En Extinción?

Es un disco menos viajero. He continuado visitando países en ese afán tan mío de viajar y conocer, pero la mayoría de las canciones han nacido aquí en España. A excepción de ‘El Vals Del Adiós’, que se terminó en México, las demás se han gestado entre Reinosa y Santander… En el disco hay mucho mar, pero no es un mar lejano. Es el Cantábrico, es mi paz. Como bien has dicho, en el anterior álbum no viajaba para huir de nada, sino para encontrarme. No sé escribir cuando estoy revuelto.

 

Entiendo que por fin has hallado la paz que buscabas…

Estoy exultantemente contento y eso no tiene precio. Hay gente que me dice: “antes tocabas en Madrid para doce mil personas”… Pero es que eso no me hacía feliz. Mejor dicho, me hacía feliz durante dos horas, pero a mí lo que de verdad me llena es estar contento conmigo mismo, con la gente con quien estoy haciendo música, con quien la estoy grabando…

 

En ese sentido, no hace mucho tiempo afirmabas rotundo que no te daba miedo no poder vivir de la música. ¿Cómo te sientes ahora que tu primer disco ha sido Nº 1 en ventas?

La verdad es que soy muy cauto en este sentido y me sorprendió muchísimo. Tengo la suerte de que mi público no es nada talibán y de que la compañía me da libertad total a la hora de crear, aunque tampoco podría ser de otra manera, ya que jamás estaría con nadie que no me dejara ser yo mismo. Me encanta que a la gente le guste el disco, pero como músico me gusta ir siempre un paso más allá.

El ex compositor y líder de La Fuga atendió a las cuestiones de los periodistas. (FOTO: Rubén G. Herrera)

 

A menudo te refieres a tus canciones como parte de tu biografía. ¿Qué experiencias retratan estos trece cortes?

Amor, desamor… Tampoco sé donde radica exactamente la diferencia, pero eso son ralladas mías. Hay aspectos más próximos a la temática social, como en ‘Divididos’ o en ‘La Flor’. Ambas tratan el tema de cómo todos vamos a nuestra puta bola –¡ojo! yo el primero, no es sólo crítica sino también autocrítica– y hablan de como está el percal ahora. También habría un nexo entre ambas líneas temáticas en ‘A Punto De Colapsar’, que es una canción de amor, pero viene a decir algo así como “fuera de este refugio que tenemos todo está muy feo”. De todos modos, yo me doy cuenta de las canciones que hago después. Hay cosas que me descubrirá la prensa –algunas ya me las estáis descubriendo– y sé que dentro de unos meses me harán una pregunta y diré: “¡hostias, tiene razón!”. Siempre aprendo mucho en la fase de promo

 

Tengo entendido que llegasteis al estudio con más de veinte temas…

Y me siento muy afortunado por ello. Para un compositor, el que no le salgan canciones es una putada de la hostia. Recuerdo estar hablando de esto con Fito Cabrales en Bilbao, que me dijera que no le salía nada y decirle yo: “ya sé lo jodido que estás”. Es como un jugador de fútbol que está chupando banquillo, alguno dirá que le pagan tres millones por no hacer nada, pero lo que quiere hacer ese tío es jugar. Lógicamente no todo lo que hago es bueno, algunas de las que desechamos para este disco se colgarán en iTunes y otras nunca verán la luz. De esas, quizá se aproveche alguna estrofa, pero me extrañaría. Si se han desechado para este trabajo y la idea es mejorar con cada nuevo álbum, a priori no tiene mucho sentido. Por fortuna, tengo mucha gente a mi lado con libertad suficiente como para decirme esta canción no mola. No estoy rodeado de aduladores y eso es muy importante. Si a tu alrededor solo hay gente que te dice que todo lo haces de puta madre y que eres de puta madre, al final acabas endiosándote y pensando que todas las canciones que escribes son las hostia y eso no es así.

 

Si tuvieras que destacar alguna sensación con respecto a este segundo trabajo, ¿cuál sería?

No voy a decir que este disco es mejor que el anterior; nunca lo hago. El cadáver, o más bien el nacimiento, está aún muy reciente y estas cosas tienen que reposar. Es como si alguien viniera ahora mismo y me dijera que el primero le gusta más. Joder, tío. Es que con ese disco has follado, te has enamorado o vete a saber. Con éste todavía no has tenido tiempo. Creo que el álbum está de puta madre, pero no me gusta eso de decir que es nuestro mejor disco por el mero hecho de que sea el último. Creo que tanto el primer trabajo como los anteriores de La Fuga son realmente buenos.

 

Ésta es la portada del disco:

 

 

 

Y éste es el primer videoclip del mismo:

 

 

(Texto: Román C. Casanova. Fotos: Rubén G. Herrera)

 

 
 

No hay comentarios

Puedes ser el primero en dejar tu comentario.

Deja tu comentario