Control Remoto da forma a un proyecto en el que la experimentación y la educación se dan la mano. (FOTO: archivo del grupo)

La banda del profesor Jaime Echegaray une música y filosofía en 23 canciones y 12 interludios que dan vida a este álbum de más de noventa minutos. Una ópera rock electrónica que recrea las mitologías épicas, pero con el contexto del sistema educativo como motor.

 

Dice el filósofo Javier Alcolea que Control Remoto es y será siempre un grupo de culto. ”Sus discos y sus canciones circularán de mano en mano y de boca en boca en círculos de melómanos insatisfechos y aburridos con las modas musicales de su época, en busca de sonidos más complejos y originales, para oídos poco acomodaticios, más exigentes”. 

Unas palabras que definen a la perfección el espíritu de una banda que se aleja completamente de las fórmulas a las que estamos acostumbrados y que es, ante todo, un proyecto cultural-educativo. Y Odisea Aulática, su nuevo trabajo, es buena prueba de ello.

En un momento en el que la industria musical parece estar sobresaturada con los constantes estrenos de singles, remixes y colaboraciones de todo tipo, el proyecto del profesor Jaime Echegaray toma otro camino bien distinto y nos regala un álbum conceptual en forma de ópera-rock electrónica.

Concebido como un proceso de aprendizaje largo —por su extensión— y en cierta medida duro —por la exigencia de algunos de sus temas—, Odisea Aulática recrea la estructura de las mitologías épicas, pero en el contexto del sistema educativo como motor.

Un trabajo compuesto de 23 canciones y 12 interludios que canta, a lo largo de sus más de 90 minutos de duración, la aventura de Diez, un alumno de bachillerato que se enfrenta a los sujetos flotantes de un entorno que le maleduca, rebelándose contra la farsa que viven cada día él y sus compañeros de clase y de cautiverio.

 

La portada del álbum esconde también otro guiño al mundo de la filosofía. Obra de Óscar Mariné, la relación entre el orden geométrico y el desorden en los colores expresa una verdad filosófica profunda y fundamental que el artista ha conseguido representar gráficamente con una sencillez admirable.

Una intensa y poderosa dosis de conocimientos expuesta a través de diferentes géneros que se entremezclan y fluyen a la perfección bajo una cuidadísima producción. Rockpoptechnofunktrapgrime-rockdark house y electro-punk se unen para generar en el oyente un efecto de ingravidez, llevándole a disfrutar de la música a otro nivel.

 

Esta es la portada:

 

 

Estos son dos de los cortes que conforman el álbum:

 

 

 

 

 

 
 

No hay comentarios

Puedes ser el primero en dejar tu comentario.

Deja tu comentario