Raza Truncka es una de las formaciones en las que profundiza este artículo y entrevista desde Argentina. (FOTO: Archivo del grupo)

Alejandro Núñez, desde Argentina, aborda en profundidad la existencia en Argentina de una fusión de música autóctona y el heavy metal. Para ello, nos presenta y habla con tres bandas referentes de esta propuesta. Es una nueva entrega de nuestra Conexión Latina.

 

En 1990, el álbum “TheWaywardSons of MotherEarth”, de la banda Skyclad se alzó como piedra fundacional de lo que hoy en día conocemos a nivel mundial como Folk Metal. Unas hipnóticas melodías de violín, engalanando esos clásicos machaques metaleros (variedad de música celta, adherida a ese Thrashtan característico de los británicos), fue todo lo que hizo falta para darle comienzo a la leyenda.

 

Es cierto que muchos se han tomado el atrevimiento de hilar aun más fino, y ponerle etiquetas más pequeñas al Folk Metal en cada rincón del globo (Viking Metal, Celtic Metal, Oriental Metal, y una larga lista de etcéteras). Y que también existen miles de exponentes, que en algún punto fueron saturando la escena para mediados de los 2000. Pero la verdad es que con el correr de los años, se fue adoptando país a país, una forma de mixturar el folclore propio con el Metal Pesado. Korpiklaani en Finlandia, agregando melodías paganas finesas a su creación. Arkona en Rusia, con ritmos de flauta y gaita, y una lírica muy apegada a la mitología eslava. Y sin lugar a dudas Mago de Oz, en España, engalanando la música celta, con su tan peculiar mensaje.

 

Pero para dar muestra de que no se trata de un género aún acabado (¿alguien dijo Nü Metal?), en ésta parte del planeta tenemos a nuestros propios folcloristas de cuero, tachas y cadenas. Por un lado las pulidas y sofisticadas agrupaciones que se han volcado al Folk Metal más ligado al Celta y Pirate Metal (otra corriente del género). Nos referimos a los reconocidos Skiltron y Barloventos. Pero en un rincón mucho más nutrido de nuestras raíces, tenemos a tres eminencias musicales que han sabido bañar sus odas, de Heavy Metal, Tango y Folclore Argentino (Chacarera, Gato, Zamba, Vidala, Baguala, Chamamé, etc). Hablamos de Arraigo, Raza Truncka y Alter Ego.

 

DEL BARRIO AL MONTE

Una lírica totalmente ligada a lo autóctono, define la impronta de Raza Truncka: “Entre la espesura de los quebrachales, los bombos legüeros y los pájaros nocturnos, se abre el camino, se aparece la huella. Una danza que se adentra en la bruma de los mitos, las suertes y los rumbos de los vientos, que zapatea en la lucha popular por la igualdad y la libertad de todos y todas, que zarandea como esquivándole al tiempo en su canto ancestral”.

José Luis Terzaghi, alias “el Locko”, esnada menos que el socio fundador de este demencial conjunto de adoradores del Metal y el Folclore, llamado Raza Truncka. Además de ser la voz principal, Terzaghi se hace cargo de las guitarras eléctricas y criollas y el ñorquin (instrumento de viento, de origen mapuche). La banda se termina de completar con Ezequiel Evangelista (batería y bombo legüero), Diego Palavecino (guitarra criolla y coros), Santiago Boscacci (guitarra eléctrica), Patricio Testa (guitarra eléctrica), Rubén Valdez (bajo) y Juan Casanovas (bombo legüero, percusión y accesorios).

En una entrevista exclusiva, José Luis hace memoria y nos cuenta, tras preguntarle como comenzó esta extraña idea de fusionar Heavy Metal con la música folclórica que reina desde siempre en nuestras tierras:
Allá por el 2004, con un alumno de batería y percusión comencé a ejecutar arreglos a mi estilo sobre temas tradicionales. Luego decidí desmembrar los arreglos de una sola criolla y repartirlos en una formación: bajo, guitarra eléctrica, criolla y percusión. Junto a tres amigos, con solo dos ensayos encima (y usando una heladera de bombo legüero, jaja), ¡el sábado estábamos tocando en vivo! ¡¡¡Y así ya vamos 12 años Trunckeando!!!.

 

¿Cuáles considerás que son las influencias del grupo?

Escuchamos muchísimas cosas. Pero más que nada Raza Truncka, jaja. Del folclore tradicional, Juan Cruz Suárez Gauna es un gran referente para nosotros,  como también lo es Horacio Banegas y Rubén Patagonia. En el palo folclórico de hoy seguimos a compañeros de vanguardia como Che Joven, Metachango, Namuncura, etc.. Y por el lado del Metal, predomina el Thrash, pero lo cierto es que escuchamos todos los subgéneros sin problemas en lo nacional o internacional: IronMaiden, Motorhead, Death, Hermética, Serpentor, etc.

¿Cuándo notaste que Raza Trunka ya era un proyecto serio?

El año 2006 fue un año de búsqueda de conocimiento y de encuentros. Tuve que repensar muchas cuestiones. El proyecto no estaba siendo tomado de forma muy seria y yo no estaba solo para divertirme en este camino. En menos de un año, luego de un viaje de varios días al monte, al espacio salamanquero, decidí retomar la propuesta con otra formación totalmente distinta. Si bien ya había temas propios, ahí nace con gran fuerza una nueva camada de canciones propias de Raza Truncka como grupo.

Con qué material discográfico nos podemos encontrar al buscar info de Raza Truncka?

Tenemos ya tres materiales de estudio: “Misteriosa Comunión” (2010), el EP “Ni con Delicadeza, ni con Cuidado” (2011) y “Danzachapogo” (2013). Y aun estamos esperando recibir en formato físico el material solista de Alex Skolnick (guitarrista de Testament) que nos invitó a participar de su proyecto Coalición Planetaria, junto a músicos de todo el mundo. Y luego coordinar con él si viene a presentarlo en Argentina.

La pregunta es sencilla: ¿Por qué Heavy Metal y Folclore?

Entre la aceptación de la juventud y la resignificación del público tradicional folclórico, Raza Truncka destaca que la fusión de estilos es algo nuevo y revelador y que su surgimiento es propio de un contexto histórico que nos exige a todos repensar el lugar del arte. Dicho en palabras de nuestra propia biografía:“Raza Truncka se propone, y la gran respuesta del heterogéneo público parece así entender, resignificar el folclore, respetando y reivindicando lo hecho anteriormente como insumo e influencia para una nueva producción artística a la altura de nuestros tiempos”.

Sus líricas son las más polémicas, dentro del circuito. ¿Qué podrías contarnos al respecto?

Las letras tratan temáticas sociales, de nuestra realidad o mejor dicho de nuestra interpretación de la realidad, puesta la mirada en lo más sincero y humano, porque más allá de la interpretación de cada uno hay una realidad compleja que los grandesmultimedios no nos muestran o que las personas (masivamente hablando) aún eligen no ver. Temáticas como las fumigaciones, el reviente de la tierra, el agua y el aire, la eterna batalla contra Monsanto, la vida del que trabaja, la vida de personajes de pueblo que la vida presenta a conocer y retomar cuestiones de las culturas nativas.

 

 

 

TIEMPO DE EMPEZAR A JUNTARNOS

Para darle aún más color y variedad a éste nuevo fenómeno tan argentino como Latinoamericano, uno de nuestros tres entrevistados es nada menos que una señorita. Con un caudal vocal que roza lo lírico de Amy Lee o la propia Simone Simons, la segunda parte de nuestro informe lo encara Natalia Ramírez, frontman de Alter Ego. “Lo que hacemos es el resultado de una búsqueda natural por encontrar el vehículo o la forma más adecuada para poder comunicarnos y proyectarnos en lo que hacíamos. Primeramente comenzamos jugando e investigando en los sonidos del Metal y el Folclore, sumando instrumentos y buscando una identidad a través de los arreglos propios. Luego de un par de años de tocar juntos, en el 2005 pudimos madurar esta sonoridad y ponerle un nombre: Alter Ego”.

Tras Ramírez, en el escenario la banda se conforma con Horacio Testi en guitarra criolla y coros, Maximiliano Arriola en guitarra eléctrica, Victoria Alarcón en coros, Demian Pinto en batería, Jorge Vera Farías en bajo, y la original participación de Dana Rey en danzas, siendo un miembro indispensable del grupo, resaltando la imagen y el mensaje que el grupo pretende transmitir.

 

Componentes del numeroso combo de Alter Ego. (FOTO: Archivo del grupo)

 

¿Se dan cuenta que a través de lo visual, su mensaje se volvió mucho más fuerte?

En este camino de a poco fuimos comprendiendo nuestro rol de comunicadores y la responsabilidad de tener un micrófono abierto. Asumimos desde entonces el compromiso de la palabra y el mensaje que queríamos transmitir.

Musicalmente, se los nota mucho más abiertos que el resto de la escena. ¿Qué influencias absorbieron en todos estos años?

Estamos en la búsqueda de la vanguardia. Nos interesa diferenciarnos y encontrar un sonido que nos identifique del resto, por eso, hay pluralidad de estilos con respecto a lo que escuchamos. De todo lo que escuchamos podemos rescatar algo que pueda servir para potenciar y seguir creciendo en lo que hacemos. Nos gusta mucho la cuestión escénica que tienen bandas como Muse y WithinTemptation y sonidos del Dubstep (Skrillex) y el Djent”.

¿Cómo fue esa primera experiencia en el estudio de grabación?

Nuestro primer disco “Resistir” (2011), fue el resultado de un proceso bastante importante entre conseguir fondos para costearlo y encontrar un estudio que sepa interpretar la propuesta. El resultado no fue el esperado, creemos que la banda tiene un plus sonoro en vivo que el disco no refleja, pero también fue una experiencia importante para todos; que nos hizo crecer y aprender muchas cosas sobre como tomar las decisiones adecuadas a la hora de realizar un material fonográfico.

Pareciese como si la filosofía de Alter Ego fuera la de la solidaridad y la unión. ¿Es así?

Totalmente. Siempre tomamos la música como vocación y trabajamos en pos de ello. Emplazamos una productora de eventos y un taller de música donde trabajamos fuertemente en la formación, promoción y producción artística, teniendo como objetivo formar artistas completos y comprometidos con su entorno social.

Concretamente, ¿Cuál es el mensaje que Alter Ego busca brindarle a sus oyentes?

Las letras mayormente tienen un mensaje que tiene que ver con lo humano y lo social. Creemos en la música como vehículo para el cambio de la sociedad y al artista como comunicador social. Así Alter Ego apuesta por letras que llamen a la reflexión sobre el ser humano y su relación con el entorno, entendiendo a cada persona como protagonista de su historia.

 

 

FUERTE, FIJO, FIRME

Y en el otro rincón del round (¿un trilátero?), nos topamos con la que sea quizá la más activa y reconocida banda del género: Arraigo.“Comenzamos con influencias Punks (Green Day, Offspring), Grunge (Nirvana, Pearl Jam, Soundgarden), Thrash (Megadeth, Metallica, Testament) y Hardcore (Suicidal Tendencies). A medida que crecimos fuimos transitando distintos estilos como el Power (Angra, Helloween, Gamma Ray) y el Metal Progresivo (DreamTheater, Symphony X)”.Quién nos cuenta de cómo fue el despertar musical del grupo, es Leandro Ramogida, guitarra eléctrica y coros. Federico Bertoli (guitarras, charantarra y voz), Pablo Trangone (bombo legüero, cajón peruano, teclados y voz), Federico Prieto (batería y bombo legüero) y Javier A. Espeche (bajo), son el dream-team completo.

 

Arraigo, otra de las bandas más destacadas del género analizado. (FOTO: Archivo del grupo)

¿Cómo se encausó el género al que se iban a abocar, con tanta variedad de influencias?

Es que por otro lado, tenemos de referentes a Hermética, Almafuerte, José Larralde y Atahualpa Yupanqui, que más que en lo musical aportan desde el mensaje y el sentir. Esta mezcla de cuestiones musicales más muchas otras cuestiones literarias y artísticas nos condujeron a empezar a tomar la música que pertenece a esta tierra antes de que llegara el rock. Redescubriendo lo que escuchaban nuestros padres y abuelos comenzamos a identificarnos con el sentir de la música de Buenos Aires y del Río de La Plata (Tango, Candombe) y con parte (digo ´parte´ porque el Folclore es muy abarcativo) de la música argentina (Zambas, Chacareras, Carnavalitos, Vidalas, Chamamés).

¿Cómo definirían a Arraigo exactamente?

Hay mucho trabajo conceptual, como el de aquel pintor que bosqueja un cuadro antes de encarar definitivamente una obra, con la salvedad de que no hay modo de que Arraigo hable de obras definitivas. Nos gusta pensar lo que hacemos como la creación de un espacio que es constantemente interrogado y resignificado, desde nosotros mismos y desde el público. Arraigo es un proceso constante. Pensamos que la música debe mostrarse heredera de su anterioridad cultural sin dejar de lado las influencias, no a la inversa ni desestimando ninguna de las dos cosas. Hablar de Folclore y de Metal, repensar cada cosa y su posible vinculación nos llevó a un punto dialéctico en que nada es reductible a una deificación a una definición, a un tiempo o a un espacio.

¿En la actualidad cambiaron aquellas viejas influencias?

Hoy por hoy escuchamos cosas inverosímiles ya por fuera del Tango, el Folklore o el Metal. Desde Murga Uruguaya, hasta cosas Industriales. Desde Bajofondo a Zambayonny (n. del r.: la primera es una banda de Tango Electrónico; el segundo es un cantautor bizarro).También urgueteamos en las películas, los libros, los documentales, en las imágenes que nos sensibilicen por algún motivo, en el arte pictórico, etc.

¿De qué nos habla Arraigo en sus canciones?

Las temáticas que abordamos tienen que ver con hablar desde nosotros sobre cosas que hacen a nuestra realidad hoy y ahora. Esto es algo que el folclore tradicional olvida por momentos y por eso solo se recrea en un loop sin fin que solo remite al paisajismo. No renegamos de la tradición sino de que no se reinvente, de que sea una pintura y no un proceso de transmisión y reinvención constante. El folclore en tanto habla y transmite de aquello que lo ve nacer, y esta idea es incompatible con la ortodoxia. Lo mismo sucede en la escena metalera cuando la deificación se transforma en cosificación de la música, en monumento. Creemos que la música debe decir para seguir siendo, de otro modo muta en roca aquello que debería ser río.

En su web se puede descargar de forma legal y gratuita todo su material. ¿Es así?

Es así. Están todos nuestros trabajos. Nuestro primer EP “Rancho Sur” (2006), “Fronteras y Horizontes” (2012). Y “5” (2014).Hoy por hoy hay planes de entrar a grabar nuevo material. La grabación estuvo proyectada para el 2014/2015 en su origen, pero en la medida en que fuimos creciendo y transitando estos últimos tiempos que nos tuvieron tan ocupados, tuvimos que ir postergando la entrada a estudio.

 

 

 

ROCKLORE

“Vemos una situación muy compleja en lo cultural, realmente muy abandonada. Raza Truncka supo andar en las calles y no quedar encerrada en una sola escena, pero lo cierto es que en todas está muy difícil. Aunque es cierto que este nuevo espacio Rocklórico está creciendo y es muy lindo ver cómo se gesta un nuevo movimiento lleno de tierra”. El espacio del cual nos habla Terzagui es Rocklore.

Se trata de un sello de gestión colectiva que pretende abrir un espacio de diálogo e intercambio entre los músicos y artistas que fusionan el Folklore argentino y latinoamericano con música pesada, Rock y géneros afines, compartiendo la misma temática y estética musical. Rocklore invita a reflexionar sobre el Folklore, no solo en términos de lo que fuimos, es decir de la conservación de un recorte de cuadros históricos en la memoria colectiva, sino también como espacio para la formulación de nuevas preguntas acerca de quiénes somos y de quienes pensamos ser a partir de nuestra condición histórica. Se trata de abordar la tradición desde una perspectiva amplia, para ligarla a las expresiones y generaciones actuales.

Leandro Ramogida  nos da su opinión de la familia que se está formando: “En verdad nos gusta pensar que la escena se está transformando, que cada vez hay más lugar para expresiones nuevas y hasta dentro de lo que Arraigo hace. Tenemos muchas bandas hermanas que comparten los conceptos, los mates y los abrazos a lo largo de nuestra patria. Rocklore es producto de esta hermandad de bandas”.

En los años que ya lleva desde su nacimiento, éste colectivo Folclórico/Rockero ya logró la emisión radial al aire en cuatro diferentes emisoras, el lanzamiento de un disco promocional que contiene un especial del programa Rocklore que resume de que se trata el proyecto, mostrando los principales exponentes, la realización del Primer Encuentro Nacional Rocklore 2014 en la provincia del Chaco, con cuatro fechas que incluyeron talleres, charlas, debates y shows en vivo sobre la temática, en los que participaron todos los miembros del colectivo y el público en general, y un primer Festival Rocklore en Buenos Aires, en The Roxy Live, abrazando a ambas tres bandas hermanadas por una misma causa.

“Estamos felices de ser promotores y ser parte de Rocklore. Ojalá esta movida siga creciendo y que mas artistas se sumen a esta iniciativa que creemos que puede ser el puntapié inicial para el cambio en el modo de vivir, pensar y sentir el arte como transformador social”, comenta entre una gran sonrisa Natalia, nuestra entrevistada. “Desde Resistencia es muy difícil acceder a esos circuitos, además creemos que es necesario instalar el género y un circuito propio de la movida ´Rocklórica´. Esto es algo muy difícil, pero no imposible si se pone esfuerzo y se trabaja responsablemente con la mirada en el objetivo. Creo que hay que hacer punta de lanza y ´empezar a juntarnos´, lema que llevamos con Alter Ego, junto a Raza Truncka y Arraigo”.

Tres propuestas bien distintas, de tres bandas que encabezan un muy fructífero nacer del Folk Metal Argentino y Latinoamericano. Con poesía que arranca del mismo corazón autóctono, historias de nuestros ancestros y dioses. De la Pachamama. De mapuches, ranqueles, onas. Todo pulido a través de bombos legüeros y punteos de Power Metal. Raza Trunka, Alter Ego y Arraigo. Metal y Tierra. Nunca mejor dicho, en palabras de un viejo proverbio Rankülche:

 

Arrancaron nuestros frutos.
Cortaron nuestras ramas.
Quemaron nuestro tronco.
Pero no pudieron matar nuestras raíces

 Para más información:

www.razatruncka.com.ar

www.arraigo.com.ar

www.alteregofusion.bandcamp.com

 

 

Sobre el Autor, Alejandro Núñez

29 años. Periodista, escritor, pintor, ex músico. Lo que se podría decir: un “semi artista bastante incompleto”. Hizo radio muchos años, hasta que después de bastante tiempo se escuchó a sí mismo y se dio cuenta que no le gustaba tanto su voz. Por lo que decidió abandonar el micrófono (también el canto, y hacerle un favor al mundo).
En su largo y espinado camino periodístico, escribió para revistas de rock de la talla deJedbangers, Rock.com.ar, Filo, Rock & Roll Army, Inzona, La Ganzúa, entre muchos otros fanzines y blogs desastrosos. Actualmente colabora con un blog muy loco, llamado: www.khaleesigeek.blogspot.com.ar, donde la editora le da permiso de escribir sobre cine, música, comics, y demás banalidades.

Y en su afán por romper otra barrera (también por estar cansado de lo sectarios que son los medios argentinos), se encuentra a punto de editar su primer libro de cuentos cortos, orientados al arte en general, pero sobre todo al rock. Se trata de sus propias bitácoras, en la veta de escritores como Roberto Fontanarrosa o Eduardo De La Puente. El mismo llevará por nombre: “En El Infierno También Llueve”, y contará con prólogos de Hernán Casciari (reconocido escritor argentino que supo trabajar para medios españoles) y un músico sorpresa.
Twitter: @ANunezOK
LinkedIn: Alejandro Mariano Nuñez
Facebook: Alejandro Mariano Nuñez
Youtube: Alejandro M. Nuñez
Google+: Alejandro M. Nuñez

 

 

 
 

1 Comentarios

  1. Tattoo No Duele says:

    Que lindo ver que las bandas que fusionan Metal con mi Folklore natal argentino estén triunfando en grande! Escucharlos mixturar Sambas o Chacareras con Thrash y Power es una sensación que enaltece el alma !
    Por muchos años más junto al bombo legüero y las tachas !

    Viva Raza, Arraigo y Alter !

Deja tu comentario