Mohamed y Zeta en la pasada edición del Mägo de Oz Fest realizado en Madrid. (FOTO: Carmen Molina)

 

La querella criminal presentada contra Gregorio Esteban, su dueño, ha sido admitida a trámite, por lo que el proceso legal iniciado “por incumplimiento de contrato, impago de royalties y explotación no autorizada de las grabaciones de Mägo de Oz sigue adelante.

 

Mägo de Oz ha recordado a través de su página web que llevan “más de 8 años litigando” contra el que era el dueño de su anterior compañía de discos con la que reeditaron Mägo de Oz y publicaron Jesús de Chamberí (1996), La Bruja (1997), La Leyenda De La Mancha (1998), Finisterra (2000), Gaia (2003), Belfast (2004) y Gaia II: La Voz Dormida (2005).

 

La denuncia por presunto delito contra la propiedad intelectual viene reforzada por la gran cantidad de recopilatorios que, desde la ruptura, se han editado sin la aprobación de la banda.

 

 

 
 

No hay comentarios

Puedes ser el primero en dejar tu comentario.

Deja tu comentario